Lo que va de ayer a hoy

Investigando el pasado familiar, encontramos la publicación del 5º Congreso Agrícola Catalán, celebrado en Palma de Mallorca del 31 de mayo al 3 de junio de 1902. En este congreso, nuestro tatarabuelo Marc Mir i Capella – a la sazón Diputado Provincial por Barcelona (de 1891 a 1903)- presentó una ponencia sobre la “Reconstrucción del viñedo de Mallorca”, donde empezó diciendo: “Me encarga la Federación agrícola catalana-balear entretenga unos momentos la atención vuestra sobre la reconstitución del viñedo mallorquín derrotado por la filoxera, rehaciéndolo por medio de las vides americanas”.

Su modestia le hizo decir que en estos congresos todos aprenden y que él volvería a sus tierras habiendo aprovechado más de una lección, tras haber pasado hace años por el duro trance que están pasando los viticultores mallorquines. Aunque la agricultura balear permite vivir de varios cultivos como “el naranjo, el almendro, el algarrobo, el olivo la higuera, los cereales el arroz y, por supuesto la viña”- explicaba- a diferencia de “mi país, donde no tenemos más cultivo que la viña y al perder ésta perdimos toda nuestra fortuna rústica”, que, en parte hemos recuperado con “una enormidad de sacrificio”.

Expuso a continuación la semejanza de Mallorca con las tierras de Tarragona y continuó explicando lo que se ha hizo en la comarca del “Penedès, la región más vitícola de España” para luchar en los últimos doce años contra la plaga, felicitándose de que los mallorquines no tendrían que ir al extranjero a “aprender lo que en aquellas tierras se hacía en una época llena de dudas y vacilaciones, cuando lo que hoy preconizaba por  excelente, mañana por malo; cuando las vides que adquiríamos costaban excesivo dinero”. Lo primero que se ha hecho para proceder con acierto a la replantación de una viña perdida es “ hacerlo con vides resistentes al insecto, que vegeten bien en el terreno y que se presten con facilidad al injerto”.

Siguió su disertación, estrictamente técnica, sobre los híbridos de Vinífera por Rupestris y otros; la roturación de los campos “a brazo valiéndose del  pico y el azadón, la laya, el arado tirado por bueyes o caballos, los potentes arados accionados por malacates y empleando como fuerza el vapor…”, y se procede a la plantación de “barbados sanos y fuertes, de las clases que convengan a la tierra”. Continuó recomendando el primer año “mantener bien limpias de hierbas y de otras plantas, las recientes plantaciones”. “¿Se ha de abonar?: Sí, “se puede utilizar el estiércol, los abonos minerales y especialmente el abono verde, sobre todo las leguminosas que se cultivan para enterrarlas”.

Comienzan sus conclusiones: “Si no nos resolvemos a hacer vino bueno y a precio asequible para el consumidor, la ruina de la viticultura, que se prevé en el oscuro porvenir hoy lejano, se apresurará rápidamente”. “Hoy nos vemos obligados a producir solamente vino de nuestras cepas: desgraciados de aquellos que se vean obligados a destilar”. “Lo más conveniente es buscar antes la calidad que la cantidad, pues el comercio hoy día es exigente en cuanto a la primera y lo será más cada día”. “Bueno es estudiar lo que dicen y lo que hacen los demás en otras regiones; bueno es seguir el ejemplo de los que aciertan y escarmentar con la experiencia de los que van equivocados”. “Las cosas cambian a veces de una región a otra y lo que va bien en un punto no siempre va igual en otro”.

Sabias y proféticas conclusiones hace 118 años. La historia se repite, y, si no, se le parece mucho. Intentemos seguir su ejemplo y, en consecuencia, ayudemos a nuestros agricultores dignificando su labor y gratifiquemos su esfuerzo con un precio justo de la uva que satisfaga su quehacer diario, permitiéndoles seguir dedicándose al cultivo de la viña a la vez que preserve el paisaje característico del Penedés. 

Poda en verde/ Poda en verd

Es momento de poda en verde en Torelló, sin duda uno de los momentos más importantes del año en la viña. Es ahora en primavera cuando vamos a determinar la cantidad de producción de la cosecha.

Lo que hacemos con la poda en verde es seleccionar los racimos que queremos que crezcan, eliminando el exceso de brotes y los que vemos que no son fértiles. Limitamos la producción en pro de la calidad, ya que al dejar solo unos pocos brotes, la salvia y los nutrientes de la planta irán directamente a esos frutos que hemos dejado, dándoles más fuerza y vigor. El alimento de la planta no se perderá ni en la madera ni se repartirán entre otras ramas.

Además de decidir cuántos racimos de uva vamos a dejar por cada cepa, es una manera de crear condiciones favorables para su desarrollo. Limpiamos la planta de hojas y ramas, permitiendo que haya una mayor aireación y mayor entrada de los rayos de sol. Así evitamos que se creen microclimas dentro de la planta y se creen humedades. También la poda en verde ayuda a la que los tratamientos fitosanitarios sean más efectivos.

Igual que en la poda de invierno y en la vendimia, en Torelló este proceso lo realizamos de manera totalmente manual. Es una labor costosa, pero que sin duda ayudará a determinar la mayor calidad de la uva.

És moment de poda en verd a Torelló, sens dubte un dels moments més importants de l’any a la vinya. És ara a la primavera quan determinarem la quantitat de producció de la collita.

El que fem amb la poda en verd és seleccionar els raïms que volem que creixin, eliminant l’excés de brots i els que veiem que no són fèrtils. Limitem la producció en pro de la qualitat, ja que en deixar només uns pocs brots, la sàlvia i els nutrients de la planta aniran directament a aquests fruits que hem deixat, donant-los més força i vigor. L’aliment de la planta no es perdrà ni en la fusta ni es repartiran entre altres branques.

A més de decidir quants raïms deixarem per cada cep, és una manera de crear condicions favorables per al seu desenvolupament. Netegem la planta de fulles i branques, permetent que hi hagi una major ventilació i major entrada dels raigs de sol. Així evitem que es crein microclimes dins de la planta i que es crein humitats. També la poda en verd ajuda a que els tractaments fitosanitaris siguin més efectius.

Igual que en la poda d’hivern i en la verema, a Torelló aquest procés el realitzem de manera totalment manual. És una labor costosa, però que sens dubte ajudarà a determinar la major qualitat del raïm.

Cata vertical de Raimonda / Raimonda’s vertical tasting

Estos días de confinamiento hemos buceado en nuestra enoteca particular de la bodega y hemos tenido la oportunidad de catar todas las añadas del nuestro tinto Raimonda -acogido a la DO Penedès- en una cata vertical, desde la primera cosecha de 1998 hasta la actual que tenemos en el mercado, la 2014. Como un día dijo Ferran Centelles “sin riesgo no hay gloria”, es decir, cuando destapas botellas de más de 20 años de crianza, existe el riesgo de que no estén bien. En este caso todos los vinos estaban impecables. Evidentemente en algunos se nota el paso de tiempo, pero la evolución en botella da unos aromas muy curiosos y especiales.

En una primera etapa, de 1998 a 2001, lo elaboramos con cabernet sauvignon, merlot y tempranillo de nuestra finca y permaneció en barrica francesa y americana durante ocho meses. En las siguientes añadas quitamos el tempranillo y últimamente añadimos syrah.

En una cata vertical se prueba el mismo vino, pero perteneciente a diferentes añadas. Es muy recomendable y didáctico para ver la evolución del vino con el paso del tiempo, algo que también hacemos con los espumosos Corpinnat.

Tast vertical de Raimonda

Aquests dies de confinament hem bussejat en la nostra enoteca particular del celler i hem tingut l’oportunitat de catar totes les anyades del nostre negre Raimonda -acollit a la DO Penedès- en un tast vertical, des de la primera collita de 1998 fins a l’actual que tenim en el mercat, la 2014. Com un dia va dir Ferran Centelles “sense risc no hi ha glòria”, és a dir, quan destapes ampolles de més de 20 anys de criança, existeix el risc que no estiguin bé. En aquest cas tots els vins estaven impecables. Evidentment en alguns es nota el pas de temps, però l’evolució en ampolla dóna unes aromes molt curioses i especials.

En una primera etapa, de 1998 a 2001, ho elaborem amb cabernet sauvignon, merlot i ull de llebre de la nostra finca i va envellir en barrica francesa i americana durant vuit mesos. En les següents anyades vam treuere l’ull de llebre i últimament hem afegit syrah.

A un tast vertical es prova el mateix vi, però pertanyent a diferents anyades. És molt recomanable i didàctic per a veure l’evolució del vi amb el pas del temps, cosa que també fem amb els escumosos Corpinnat.

Raimonda’s Vertical tasting

During these days of confinement, we have dived in our private wine cellar and we have had the opportunity to taste all the vintages of our red wine Raimonda – DO Penedès- in a vertical tasting, from the first harvest of 1998 to the current one that we have in the market, the 2014. As one day Ferran Centelles said «without risk there is no glory», that is, when you uncover bottles of more than 20 years of aging, there is a risk that they can be no good. In this case all the wines were impeccable. Obviously in some the passage of time is noticeable, but the evolution in the bottle gives some very curious and special aromas.

In a first stage, from 1998 to 2001, we made it with cabernet sauvignon, merlot and tempranillo from our estate, and it aged in French and American barrels for eight months. In the following vintages we removed the tempranillo and lately we add syrah.

In a vertical tasting the same wine is tasted, but belonging to different vintages. It is highly recommended and educational to see the evolution of wine over time, something that we also do with our Corpinnat sparkling wines.

Torelló en Expansión

¡Torelló en Expansión! El conocido diario económico entrevistó, en contraportada, a Paco de la Rosa Torelló, coprietario y enólogo de las bodegas.

Estamos muy contentos por la entrevista en este gran medio.

Torelló a Expansión! El conegut diari econòmic va entrevistar, en contraportada, a Paco de la Rosa Torelló, copropietari i enòleg del celler.

Estem molt contents per l’entrevista en aquest gran mitjà.

Torelló in Expansión! The well-known economic Spanish newspaper interviewed, on the back cover, Paco de la Rosa Torelló, co-owner and winemaker of the winery.

We are very happy for the interview in this great media.

Certificación Bureau Veritas

Un año más Torelló conseguimos la certificación de Bureau Veritas por nuestro cumplimiento como bodega con los compromisos y estricta reglamentación de Corpinnat.

Desde enero de 2019 Torelló asumió su pertenencia a esta marca colectiva de vinos espumosos de calidad del Penedès y desde entonces seguimos trabajando para mantener y mejorar día a día la calidad e imagen de nuestros espumosos y los de nuestros compañeros de Corpinnat. Porque sentimos que éste no es un trabajo individual, sino en equipo.

Son tiempos en los que mantener unos estándares de calidad es difícil, pero igualmente importante. Con Corpinnat se sentaron las bases de lo que hoy día es la reglamentación más estricta del mundo, en cuanto a elaboración de espumosos se refiere. La inspección y evaluación de la reconocida Bureau Veritas, certifica hoy el compromiso de nuestra bodega con las buenas prácticas y la buena gestión:

Nuestros viñedos son ecológicos (inscritos en el CCPAE). Realizamos la vendimia de forma manual. Viñedos propios – en nuestra finca Can Martí, mayoritariamente de las variedades tradicionales del Penedès – y ubicados dentro de la zona delimitada de Corpinnat, en Gelida, Alt Penedès. Totalidad del vino espumoso elaborado en nuestra bodega, de principio a fin: vinificación, elaboración, embotellado y etiquetado. Entre otras.

En Torelló nos comprometimos con un paisaje, unas tierras, una historia, unas variedades y unas maneras de hacer. Y hoy este certificado prueba que seguimos cumpliendo con nuestro compromiso.

Un any més Torelló aconseguim la certificació de Bureau Veritas, pel nostre compliment com a celler amb els compromisos i estricta reglamentació de Corpinnat.

Des de gener de 2019 Torelló va assumir la seva pertinença a aquesta marca col·lectiva de vins espumosos de qualitat del Penedès i des de llavors continuem treballant per a mantenir i millorar dia a dia la qualitat i imatge dels nostres escumosos i els dels nostres companys de Corpinnat. Perquè sentim que aquest no és un treball individual, sinó en equip.

Són temps en els quals mantenir uns estàndards de qualitat és difícil, però igualment important. Amb Corpinnat es van establir les bases del que avui dia és la reglamentació més estricta del món, quant a elaboració d’escumosos es refereix. La inspecció i avaluació de la reconeguda Bureau Veritas, certifica avui el compromís del nostre celler amb les bones pràctiques i la bona gestió:

Les nostres vinyes són ecològiques (inscrites al CCPAE). Realitzem la verema de manera manual. Vinyes pròpies – en la nostra finca Can Martí, majoritàriament de les varietats tradicionals del Penedès – i situades dins de la zona delimitada de Corpinnat – a Gelida, Alt Penedès-. Totalitat del vi escumós elaborat en el nostre celler, de principi a fi: vinificació, elaboració, embotellat i etiquetatge. Entre altres.

A Torelló ens vam comprometre amb un paisatge, unes terres, una història, unes varietats i unes maneres de fer. I avui aquest certificat prova que continuem complint amb el nostre compromís.

One more year, Torelló obtained the Bureau Veritas’ certification, for our compliance as a winery with the commitments and strict regulations of Corpinnat.

From January 2019 Torelló assumed its membership in this collective brand of quality sparkling wines from Penedès, and since then we have continued working to maintain and improve the quality and image of our sparkling wines and those of our Corpinnat colleagues. Because we feel that this is not an individual job, but a team one.

These are times when maintaining quality standards is difficult, but important as well. With Corpinnat, the foundations were laid for what is now the strictest regulations in the world of the  sparkling wines. The inspection and evaluation of the renowned Bureau Veritas, today certifies the commitment of our winery with the good practices and good management:

Our vineyards are organic (CCPAE registered). We carry out the harvest manually. Own vineyards – in our Can Martí estate, mostly of the traditional varieties of Penedès – and located within the delimited area of Corpinnat – in Gelida, Alt Penedès-. All the sparkling wine is produced in our winery, from start to finish: vinification, elaboration, bottling and labeling. Among others.

In Torelló we committed ourselves to a landscape, terroirs, a history, few varieties and to some ways of doing. Today this certificate proves that we continue fulfilling our commitment.