Cierra puertas el Drolma

La semana pasada asistimos a las dos últimas cenas ofrecidas por el Restaurante Drolma del Hotel Majestic antes de su cierre definitivo.Poco queda por decir de la manos mágicas de Fermí Puig que durante años nos ha hecho vibrar. A parte de la estrella Michelín cosechada hace años,ha sido uno de los pioneros de la alta cocina practicada en un hotel. La penúltima cena la disfrutamos con varios miembros de la Academia Catalana de Gastronomía.

Despedida en el Drolma¡Echaremos de menos el cabrito enfangado!
De todas formas esperamos con ilusión su nuevo proyecto que parece ser verá la luz el próximo año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *