Verema/vendimia de 1956

Més de 60 anys separen a aquesta imatge de la dels nostres dies. 63 per a ser exactes. A Torelló vam començar a treballar la viticultura en 1395 i va ser més de sis segles després, en 1951, quan el nostre avi ( i 21ª generació de la família) va començar amb l’embotellat dels vins i espumosos. Fins llavors ens vam dedicar en exclusiva a la viticultura i al vi a doll.

Aquesta foto va es va fer en plena verema de 1956, en la “Vinya Mariets”, parcel·la de 3,5 hectàrees on avui trobem uns dels millors xarel·lo de la nostra finca. D’aquestes vinyes, replantades en 1986, surt un dels vins base per als nostres escumosos de qualitat Gran Torelló i Torelló 225. Les nostres “joies de la corona” neixen del cupatge de les tres varietats històriques dels escumosos del Penedès: xarel·lo, macabeu i parellada.

A Torelló sempre hem estat conscients del gran patrimoni històric amb el qual tenim la sort de comptar. I per si se’ns oblida, les fotos ens ho recorden. Aquesta imatge ens fa volar en el temps  però alhora ens retorna a l’actualitat. Molt ha canviat tot, i ara comptem amb grans avanços tecnològics i enològics en el nostre celler, però també fa temps que hem anat tornant als nostres orígens. Ara com llavors, recol·lectem tot el raïm a mà i en petits recipients. I ho fem en família.

Vendimia de 1956

Más de 60 años separan a esta imagen de la de nuestros días. 63 para ser exactos. En Torelló  empezamos a trabajar la viticultura en 1395 y fue más de seis siglos después, en 1951, cuando nuestro abuelo (y 21 generación de la familia) comenzó con el embotellado de los vinos y espumosos. Hasta entonces nos dedicamos en exclusiva a la viticultura y al vino a granel.

Esta foto fue tomada en plena vendimia de 1956, en la “Viña Mariets”, parcela de 3,5 hectáreas donde encontramos unos de los mejores xarel·los de nuestra finca. De estas viñas, replantadas en 1986, sale uno de los vinos base para nuestros espumosos de calidad Gran Torelló y Torelló 225. Nuestras “joyas de la corona” nacen del coupage de las tres variedades históricas de los espumosos del Penedès: xarel·lo, macabeo y parellada.

En Torelló siempre hemos sido conscientes del gran patrimonio histórico con el que tenemos la suerte de contar. Y por si se nos olvida, las fotos nos lo recuerdan. Esta imagen nos hace volar en el tiempo y a la vez nos devuelve a la actualidad. Mucho ha cambiado todo y ahora contamos con grandes avances tecnológicos y enológicos en nuestra bodega, pero también hace tiempo que hemos ido volviendo a nuestros orígenes. Ahora, como entonces, recolectamos toda la uva a mano y en pequeños recipientes. Y lo hacemos en familia.

La vendimia 2011

Recién acabada la vendimia 2011 estrenamos web y blog en el que hablaremos de lo que más nos gusta : el cava, el vino y todo lo que lo rodea. Este año la vendimia en Cavas Torelló ha venido muy adelantada, casi nos pilla en chancletas y en el chiringuito de la playa. La climatología no entiende de vacaciones. El mes de Junio ha sido lluvioso y los calores que no hemos tenido en Julio, se han producido durante la primera quincena de Agosto y han sido tan intensos que han adelantado a paso ligero la maduración de la uva.
Vendimiadores
En cualquier caso, la uva ha llegado a la bodega en un estado sanitario impecable, ya que las altas temperaturas y la falta de lluvias han propiciado una calidad y sanidad de las uvas inmejorables, se puede considerar como una vendimia excepcional.

La vendimia manual comenzó el día 12 de agosto con la variedad Pinot Noir y terminó el día 10 de septiembre con la Parellada, a falta de vendimiar el Xarel·lo sobremadurado, en Noviembre, para la elaboración de nuestro vino dulce Vittios.
Vendimia
La uva se transportó rápidamente al estar todo el viñedo en las 135 hectáreas que rodean nuestra Masía, llegando los racimos enteros y en perfectas condiciones.
Vendimia
Como es norma de la casa toda la uva pasó por mesa de selección, si bien ya se hizo una primera en la propia viña rechazando cualquier racimo que no presentase buen aspecto.

De vital importancia ha sido la incorporación a nuestras prensas de la tecnología Inertys, un sistema que protege al mosto de la oxidación durante la fase de prensado de la uva y confiere al futuro vino un suplemento cualitativo indiscutible en su aroma y color. Esta tecnología permite reducir la adición de SO2 antes de la fermentación, y por tanto también reducir la concentración de sulfitos en el vino.
FOTO LABORATORIO
Los vinos que ya han acabado la fermentación se presentan muy afrutados con un perfecto equilibrio entre acidez y grado alcohólico, son vinos con cuerpo y estructura, condiciones fantásticas para elaborar nuestros cavas de larga crianza.

En lo que se refiere a cantidad, nos encontramos ante una cosecha normal, algo menor que la del año pasado.