Torelló indica la fecha de degüelle en sus botellas de Corpinnat

El degüelle es la última acción que se lleva a cabo en el proceso de elaboración de un vino espumoso de calidad producido por el método tradicional. Consiste en extraer las levaduras, o lías, que quedan dentro de la botella después de haber realizado la segunda fermentación.

Tras la fermentación y crianza de los espumosos, las levaduras que quedan en el interior de la botella deben ser extraídas para que los vinos salgan al mercado limpios y transparentes. Mediante el proceso de removido, las levaduras son transportadas por gravedad hacia el cuello de la botella y con el degüelle se destapará la misma para expulsar esas levaduras restantes. Acto seguido se procederá a añadir el licor de expedición (en su caso) y a colocar el tapón de corcho tradicional.

Desde hace unos meses Torelló incorpora la fecha de degüelle en las contraetiquetas, con indicación de mes y año. Con ello se pretende dar más información al consumidor. Tras el degüelle y posterior encorchado se hace necesario que el vino espumoso se recupere -por un periodo no inferior a tres meses- del acto brusco que supone destapar las botellas después de años criándose en la tranquilidad de la bodega. Durante ese tiempo se integrará el carbónico y el licor de expedición, en el caso de que lo lleve.

Torelló se dedica desde hace décadas a la elaboración de vino espumoso de larga crianza y entendemos que la evolución posterior en botella tras el degüelle es totalmente recomendable. Nuestros espumosos están preparados para ello, ya que fueron elaborados con vinos base con gran capacidad de envejecimiento y, tras el degüelle, ganarán en complejidad.

Torelló indicates the date of disgorgement in its Corpinnat bottles

Disgorgement is the last action that takes place in the process of making a quality sparkling wine produced by the traditional method. It consists of extracting the yeasts, or lees, that remain inside the bottle after having made the second fermentation.

After the fermentation and aging of the sparkling wines, the yeasts that remain inside the bottle must be extracted, in order to make the wines clean and transparent before launching them to the market. Through the process of removal, the yeasts are transported by gravity to the neck of the bottle and with the disgorgement it will be uncovered to expel those remaining yeasts. Then proceed to add the expedition liquor (if needed) and place the traditional cork.

From few months ago, Torelló incorporates the date of disgorgement on the back labels, indicating month and year. This is intended to give more information to the consumer. After the disgorgement and subsequent corking, it is necessary that the sparkling wine recover -for a period of not less than three months- from the abrupt act of uncovering the bottles after years growing up in the tranquility of the cellar. During this time, the carbon dioxide and the expedition liquor will be integrated, in case it was added. Torelló has been dedicated for decades to the elaboration of long aging sparkling wines and we understand that the later evolution in the bottle after the disgorgement is totally recommendable. Our sparkling wines are prepared for this, since they were made with base wines with great aging capacity and, after disgorgement, they will gain in complexity.

Pàl·lids, potents o amb bombolles, un rosat per a cada moment

Fa una mica més d’una dècada en els cellers Torelló vam començar a elaborar el que seria el nostre primer vi rosat. El Petjades, un 100% merlot de pujat color vermell cirera, aviat es va fer un lloc en el mercat, gràcies a les seves aromes a fruits vermells, complexitat i equilibri. Un any més tard, el 2007, va arribar el Torelló Rosé Reserva, pels amants de les bombolles. Un escumós amb dos anys de criança, fresc, llaminer, amb records de fruites vermelles i morades i tocs balsàmics.

Després de diversos anys gaudint la parella de rosats, el 2014 els germans De la Rosa Torelló vam decidir atrevir-nos amb un tercer, l’elegant escumós Pàl·lid Reserva, aquesta vegada d’un seductor color rosa pàl·lid -tendència que acabaria calant entre els winelovers de tot el món-. El cicle es va completar dos anys després, sumant el 2016 una quart rosat a les creacions. Va néixer el Rosa d’Abril, un vi fresc i aromàtic, amb notes florals pròpies del mes que porta el seu nom. 

Amb el bon temps arriba també el moment de gaudir com mai de vins frescos, lleugers i afruitats. A Torelló tenim clar que és el moment dels rosats i per a això us acosten les nostres quatre propostes, capaces de satisfer els gustos més exigents i estivals que existeixin.

Pequeñas amigas

Una de las muestras de la gran biodiversidad que tenemos en la finca de Can Martí, es la cantidad de amiguitos diferentes con los que nos encontramos cuando paseamos por las viñas. Hoy nos hemos cruzado con esta pequeña musaraña y casi ha sido una suerte verla, ya que son los mamíferos más pequeños que existen. Eso sí, pequeños pero activos, porque no dejan de moverse ¡ni de noche ni de día! Comen insectos y debido a su rápido metabolismo, tienen que alimentarse constantemente.

Estos simpáticos animalitos, son una parte más de ese ecosistema natural con el que tenemos la suerte de contar en nuestra finca. En Torelló no sólo creemos en la agricultura sostenible, sino que intentamos llevar a cabo prácticas que ayudan a la recuperación de especies propias del entorno en el que estamos, tanto animales como vegetales. Junto a las viñas, la flora y la fauna son parte de nuestra riqueza y eso hay que saber mimarlo, valorarlo y disfrutarlo.

Estuvimos en el 25 aniversario de la Taberna Laredo

Son muchos los restaurantes que se abren en las grandes ciudades todas las semanas. Ahora bien, son pocos los que consiguen 25 años de vida, a un gran nivel, y ese es el caso de la Taberna Laredo, una de las barras más concurridas de Madrid.

Regentada por una familia, la Taberna Laredo es un templo del vino, y se puede comer desde un pincho en la barra, hasta un gran plato en una de sus mesas.

El pasado lunes estuvimos en su fiesta de aniversario. ¡Enhorabuena Taberna Laredo, 25 años son mucho!